sábado, 8 de febrero de 2020

Visita al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Ya he dicho unas cuantas veces que a mí el arte moderno no acaba de gustarme del todo, pero me regalaron las entradas y a caballo regalado... El caso es que aproveché el viaje a Madrid para una entrevista de trabajo y me pasé por el Museo Reina Sofía, en el que solo había estado una vez hace muchísimos años. 
Decidí entrar sin ideas preconcebidas ni tapujos, a la espera de que me sorprendieran algunas obras, sin audioguías ni mapas, aunque intentando en la medida de lo posible seguir un cierto orden. No salió bien. Aunque vi el 90% del museo, di más vueltas que un tonto y no me enteré de nada. Así que voy a hacer una simulación de lo que pasaba por mis pensamientos:
A ver, el edificio es un cuadrado, si sigo más o menos recto en cada planta lo veré todo. No entiendo nada. Ostras, esto mola. No se entiende, pero mola. WTF? No entiendo nada. No entiendo nada, y encima es feo. Anda, una exposición temporal. ¿En serio? Cambio de planta. Creo que estoy yendo al revés. Definitivamente, las cosas cada vez se vuelven menos abstractas y me gustan más, voy al revés. Sigo sin entender nada. Esto es brillante, pero sin alma. No sé ni cómo definir esto y no sé si me gusta o no. Esto es bonito, no se entiende, pero al menos las líneas tienen un equilibrio y los colores son bonitos. No entiendo nada. Creo que por aquí ya he pasado. Definitivamente, por aquí ya he pasado, que este cuadro me hizo gracia. Voy a dar la vuelta. Vale, aquí también he estado, cambio de planta. 
A ver qué hay en el edificio nuevo. Vale, no hay nada a lo que se pueda acceder. Pero las vistas de Madrid desde la azotea merecen la pena. Vuelvo atrás. No entiendo nada. Ese vestido raro tiene pinta de ser incomodísimo, pero no dudaría en probármelo. No le veo la gracia a esta exposición. Ostras, este tío mola y si me esfuerzo capto algunas de sus referencias. Creo que me faltan un par de salas para verlo todo, pero están en la otra punta. Voy a ver. Jo, ahí está la puerta, si voy a esas salas luego tengo que darme otro paseo para volver. A la mierda, me duelen los pies por los tacones, me voy a casa.
Y ese es un resumen de mi experiencia en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Mi opinión no es única! Da la tuya: eso sí, con educación. Si has reseñado los libros que comento puedes mandar el link para que lo enlace también. No permito enlaces no relacionados con la entrada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No olvides dar tu feedback! (me ayuda a mejorar)