sábado, 15 de septiembre de 2018

Crónica: Salón Internacional del Chocolate de Madrid.

Este fin de semana es el Salón Internacional del Chocolate de Madrid y yo, que soy de lo más chocolatera, no pude resistirme a la tentación de ir.
Esculturas de chocolate del Salón Internacional del Chocolate de Madrid.
La entrada cuesta 7€, un poco cara aunque te regalan una tableta de chocolate y luego hay bastantes oportunidades de "amortizarla" poniéndote ciego a comer muestras y degustaciones varias. Además, muchos de los productos no son de los que se encuentran en las tiendas normales y casi todo estaba bastante bien de precio (algunos stands, sin embargo, tenían precios absolutamente desorbitados y no parecían tener mayor valor añadido que el empaque bonito). 
Botín del  Salón Internacional del Chocolate de Madrid.
No hay demasiados stands, pero la mayor parte de ellos están currados. Curiosamente, los que prometían productos más gourmet eran los que no ofrecían muestra para probar y, con sinceridad, si me dices que compre un chocolate con una mezcla de sabor raro sin probarlo antes (había hasta chocolate con chorizo, por Dios) casi que no me arriesgo. En cambio, si haces como el stand de Ghana (uno de los mejores) y me das a probar todas las muestras de chocolate con otros ingredientes, a lo mejor acabo con una tableta de chocolate con mango que está espectacular a pesar de mis reticencias iniciales. Aparte, había stands extraños (tatuajes de chocolate y masajes de chocolate) y otros con bollos típicos de algunos sitios donde le compramos a mi padre unos de almendra, muy gourmets y que se deshacen en la boca, de la Bañeza (cerca de su pueblo), unos hojaldres de Astorga con chocolate y una tableta de chocolate que también resultó ser de León. Además, nos compramos una preciosa lata de chocolate para hacer a la taza y los mejores helados de chocolate que hemos probado, en el stand de AcaramHelados, que además de artesanos son naturales. Estoy deseando que abran la tienda online.
Esculturas de chocolate del Salón Internacional del Chocolate de Madrid.
También se hacían showcookings en directo, pero no tenían cámara y en las pantallas solo se veían anuncios, así que, si no estabas en primera fila (difícil, porque los asientos estaban llenos), no veías nada de lo que hacían. Y finalmente había miniexposiciones con esculturas de chocolate, de trenes de juguete con publicidad de chocolate y de objetos relacionados con el chocolate.
Vamos, que salí de la feria satisfecha y saciada ^^.

Sigue escriboleeo en Bloglovin

2 comentarios:

  1. Buena crítica, me alegro que disfrutaras, yo como tengo tanto amor al chocolate pues no me hacía pagar esos 7€.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar

¡Mi opinión no es única! Da la tuya: eso sí, con educación. Si has reseñado los libros que comento puedes mandar el link para que lo enlace también. No permito enlaces no relacionados con la entrada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No olvides dar tu feedback! (me ayuda a mejorar)