martes, 4 de octubre de 2011

Las ranas también se enamoran

Autor: Megan Maxwell
Editorial: versátil.
Cómo lo adquirí: lo compré
Sinopsis breve: Marta es una madre soltera muy independiente que se ha cansado de las decepciones con los hombres. Phil es un inglés estirado, para nada su tipo, pero con el que decide jugar al juego de la rana…
Cuestiones del marketing que me han llamado la atención: ¡Amo esa portada! La amé desde que la vi, aun sin saber de qué iba el libro. Es la clase de portada (y la contraportada también está cuidada) que te hace comprar el libro sin leer siquiera el argumento, y el título no se queda atrás. Los marcapáginas, que me dio en la presentación la autora, siguen la misma línea. La edición, además, tiene algo muy chulo: hay ranitas dibujadas en los principios de capítulo, todas diferentes entre sí. Es un detalle bastante gracioso que me ha gustado mucho.
Además, en el marketing de este libro está teniendo mucha importancia el boca-oído, especialmente en internet.
Aquí os dejo el booktrailer
El sitio web no me termina de convencer. En cuanto a contenidos está bien, pero tiene detalles en algunas de las páginas que no me convencen nada: por ejemplo, en algunas la legibilidad es muy mala, en otras, como en la sinopsis de este libro, tienes que tener paciencia hasta que aparecen las letras porque están en plan máquina de escribir…

Mi puntuación:



¿Por qué esa puntuación?: originalidad, brevedad y buenos personajes, la combinación perfecta. Es un libro chick lit, sí, pero a la española. Parece una tontería, pero eso de estar oyendo nombres españoles, con expresiones españolas, hace mucho más cercanos a los personajes que nombres extranjeros y difícilmente pronunciables. Cada uno tiene una forma de ser y esa forma de ser se refleja en sus actos y en su forma de hablar. Quizás la que menos me cuadra es la hija de 17 años, porque es demasiado infantil para esa edad, al menos a mi parecer. Aunque claro, yo fui una adolescente muy, pero que muy rara y no tuve edad del pavo propiamente dicha XD. Adoro a Phil, serio cuando tiene que serlo y apasionado y juguetón cuando toca… ¿por qué no habrá hombres así en la vida real?
La forma de narrarlo es espontánea. No quiero decir que a la autora le saliera la inspiración espontáneamente, sino que parecen diálogos de verdad, tomados de la vida cotidiana. Tampoco hay nada de paja, lo que es de agradecer (ya sabéis que a mí me gusta que se vaya al meollo del asunto cuanto antes). Y, para qué engañaros, la novelita romántica que estoy escribiendo como experimento para desencasillarme del fantasy tiene un estilo narrativo similar, así que he congeniado muy bien con él ;)
Otras opiniones: si has reseñado este libro, deja un comentario con tu link y lo enlazo

4 comentarios:

  1. Tngo mxas ganas d pillar ste libro x banda!!!

    ResponderEliminar
  2. Le tengo tantas ganas! Desde que vi la poratad lo quiero!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me pasa como a ti, que prefiero los nombres en español y le agradezco a Megan que los usara. Y la portada me enamoró desde el principio, ahí han estado muy acertados.
    Con los adolescentes siempre tienes el mismo problema, Deborah, que nunca te parecen reales por inmaduros, pero yo que trabajo con ellos te diré que son así. Los difíciles de encontrar son los maduros.
    Yo también estoy inmersa en un proyecto de novela romática con protagonistas de aquí, con problemas de aquí y con sabor madrileño. No sé cómo acabará pero me estoy divirtiendo mucho.

    Un beso y felicidades por la reseña.

    ResponderEliminar

¡Mi opinión no es única! Da la tuya: eso sí, con educación. Os recuerdo que si habéis reseñado los libros que comento podéis mandar el link para que lo enlace también. Esos links, los relacionados con la entrada, son los únicos que permito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No olvides dar tu feedback! (me ayuda a mejorar)