domingo, 15 de abril de 2012

¿Soy demasiado dura con mis reseñas?

Andaba yo hablando por facebook con Anna Karine, poco después de reseñar Tardes de otoño cuando de repente me entero de que la pobre se pensaba que no me había gustado el libro y que le había puesto bueno por no ponerle la puntuación mínima. Naturalmente me quedé flipada, porque me gustó un montón y de hecho tenía pensado comprarla en algún momento (aunque por desgracia ya no está a la venta). Según parece, le había dado la impresión de que sólo decía lo negativo y no lo que hacía que el libro no fuera bueno. 
Eso me hace entender comentarios de otros autores españoles que han pasado por el blog y se han encontrado reseñas de sus libros, parecían un poco decepcionados aunque las puntuaciones no bajaran del entretenido.
Releyendo la reseña, me di cuenta de que decía cosas negativas, pero también positivas (si dices que te mantiene pegada al libro muy mala no debe ser la historia ¿no?), aunque bien podía ser que si lo lees de carrera acabes pensando que lo negativo eclipsa a lo positivo. Por otra parte, suelo seguir la estructura positivo-negativo-positivo a la hora de hacer las reseñas (fruto de mis clases de psicología social...) y es posible que me extienda excesivamente en lo negativo, que al quedar en medio destaca más. No sé, es una posibilidad.
También hay algunos comentarios que podrían considerarse negativos pero que resultan ser todo lo contrario para mí. Por ejemplo, cuando afirmo que es un libro poco convencional o que los personajes no son los típicos, para mí es un punto a favor pero puede haber gente que se lo tome como un punto en contra. Además, hay veces en que los personajes principales me caen mal y eso para mí es un logro si el libro me ha calado de verdad, a pesar de mi manía a sus protagonistas.
Lo cierto es que después de eso me emparanoié y, releyendo todas mis reseñas, me he dado cuenta de que soy un poco dura, incluso a veces con los libros que me han parecido memorables (véase mi primera frase en la reseña de la memorable Susana & Co: "Las primeras páginas me parecieron un rollo"). Pero mi puntuación siempre, siempre, se ajusta a lo que me ha inspirado el libro. Si pongo bueno es que es bueno, que merece la pena comprarlo, y las cosas negativas son lo que no hace que el libro sea absolutamente perfecto, o al menos yo lo entiendo así.
Además, supongo que sólo hay que leer por comparación la reseña de un libro pasable o un "Lo leí por fuerza de voluntad" para darse cuenta de que en el fondo soy crítica en proporción a mi puntuación (si alguien escribiera lo que yo escribí de La duquesa y el capitán o de La rosa y la calavera sobre una de mis novelas, me replantearía seriamente mi carrera como escritora, y eso que Jude Deveraux tiene libros que están entre mis favoritos y que los libros de la Dragonlance suelen gustarme).
En cuanto a lo positivo... muchas características de la narración sólo brillan... cuando están ausentes. Me explico: cuando un libro está bien escrito, a no ser que tenga una prosa de esas que te quedas sin aliento según vas leyendo, es algo que pasa desapercibido. Ahora, como el libro esté mal escrito, es imposible no notarlo. Igual pasa con el desarrollo de los personajes: sólo lo percibes cuando son personajes planos o cuando están tan bien desarrollados que en un par de palabras te haces una imagen mental de ellos y de su forma de ser. Naturalmente, estas características tan sobresalientes en la narración se dan en uno de cada cien libros, más o menos, lo que no quiere decir que los demás no estén bien escritos (y ya sabéis que si están mal no dudo en decirlo).
A mí me gusta que en las reseñas o en los comentarios sobre mis relatos que hace la gente no sólo se ponga lo bueno, sino también lo malo, porque lo considero una oportunidad de ver en qué fallo y mejorar, pero  entiendo que haya gente que no piense lo mismo. Además, siempre me han dicho que soy demasiado sincera con todo y es uno de mis mayores defectos, al parecer.
En definitiva, ¿todo este rollo para qué? 
  1. Primero, para hacer entender a los que hayan podido sentirse mal por mi crítica que no era mi intención y que si pongo bueno, o memorable, o entretenido, es que me lo ha parecido realmente y no porque me dan pena. No se me ocurriría. También lo digo: si leo un libro de un escritor novel que no me gusta, antes de colgar reseña le mando un privado con lo que pienso y le pregunto. Tampoco es plan de ponerles mala nota y condicionar a futuros lectores con mi opinión, que no deja de ser eso: una opinión, a no ser que ellos piensen que cualquier publicidad es buena, aunque sea negativa.
  2. Segundo, para preguntaros a vosotros, que en definitiva sois los que leéis las reseñas ¿Creéis que soy demasiado dura? ¿Debería "edulcorarlas"? Mi sincera opinión es que no, porque ya no sería tan sincera ni yo misma, pero quién sabe, lo mismo queréis leer menos crítica y más elogios...

7 comentarios:

  1. Pues a mi no me pareces demasiado dura... Me pareces correcta. Los autores que solo quieran escuchar cosas bonitas que no se metan en los blogs xD

    ResponderEliminar
  2. La verdad que suelo leer la gran mayoría de tus reseñas y la verdad que tampoco creo que seas dura ... simplemente creo que dices tu opinión de una forma correcta y sin dañar a nadie ^^

    ResponderEliminar
  3. XD a mí me gusta que me critiquen y actúo en consecuencia cuando critico, pero lo que realmente me ha sorprendido es que piensen que les pongo la nota que les pongo porque me dan pena o yo qué sé...

    ResponderEliminar
  4. Weno yo kreo k eres mu sincera y honesta y no todos los blogs suelen ser asi d francos... Yo no cambiaria tus reseñas...

    ResponderEliminar
  5. No creo que seas dura reseñando, si no realista. Cuando reseñas, lo haces como lectora, pero también un puntito como escritora. Y eso hace que tus reseñas sean mucho más profundas y críticas de lo que podría hacerlo un simple lector.

    A la hora de leer un libro, si atrapa, creo que uno ya no se fija si el personaje está bien definido, si falta un acento o dos, o si se han comido una tilde. Lo estás pasando bien mientras lees y lo demás es secundario, para mí, ese es el buen libro, el que merece la pena y se lleva una buena puntuación.

    Además, estás en tu blog, tienes el privilegio de hacer las reseñas como tú quieras hacerlas, está claro que no a todo el mundo le gustan los mismos libros, ni los mismos géneros y eso, los autores deberíamos tenerlo muy presente cuando nos reseñan, pues no es lo mismo que nos reseñe un libro juvenil alguien a quien no le gusta el género, o uno de paranormal, cuando el que lo reseña sólo lee histórica o juvenil, ya que no lo va a disfrutar de la misma manera.

    En resumen, tu sigue adelante como lo estás haciendo, que lo bordas.

    ResponderEliminar
  6. Confieso que no leo reseñas, ni las tuyas ni las de nadie... De hecho, ni yo misma las hago!.

    Por eso, no puedo decir si eres dura o no, pero lo que sí puedo decirte es que no cambies, tú eres así, sincera y punto. Si cambiaras, ya no serías tú, no sería lo mismo... Así que, yo te aconsejo que sigas cómo hasta ahora... Además, después de este post ya has dejado claro cuáles han sido siempre tus intenciones y creo que con eso basta para k l@s autoresas que has reseñado alguna vez, sepan que nunca fue tu intención críticar ni mentir a la hora de puntuar, y mucho menos por lástima!.

    En fin, espero haberme explicado bien, que cuando me enrrollo no sé ni lo k me digo, jejeje

    Saludos guapa y hasta otra!, muak!

    ResponderEliminar
  7. Lo que no querría es que a la hora de leer las reseñas la gente tenga una impresión errónea sobre mis puntuaciones...

    ResponderEliminar

¡Mi opinión no es única! Da la tuya: eso sí, con educación. Os recuerdo que si habéis reseñado los libros que comento podéis mandar el link para que lo enlace también. Esos links, los relacionados con la entrada, son los únicos que permito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No olvides dar tu feedback! (me ayuda a mejorar)