jueves, 18 de diciembre de 2014

Crónica: Expocómic 2014

Llegué el viernes a eso de las 10.30, pero las taquillas no estaban abiertas y hubo que hacer tiempo hasta las 11. Como tenía acreditación de prensa tuve que esperar en la taquilla especial, que era más lenta, solo para descubrir que por alguna razón no estaba en la lista. Qué borde la de la taquilla, por cierto. Con un cabreo de mil pares de narices llamé a Laurana para decirle que me marchaba, pero por suerte me convenció de que intentara hablar con el staff. Los del staff sí que fueron majos, igual que el encargado de prensa, y por fin pude conseguir la pulsera y acceder al salón. 
De la exposición de Teresa Valero
Exposición de Flash Gordon.
Galería de cosplayers
La cosa estaba tranquila. Tanto que me sorprendió mucho. Normalmente las colas se salen de la Casa de Campo pero, aun con colegios asistiendo (¿por qué a mí nunca me llevaban a excursiones tan geniales como esa?), estaba bastante vacío. Así que aproveché para ver todos los puestos tranquilamente, tirar fotos a las exposiciones... Vamos, que fui con bastante relax. Aunque parezca mentira, el primer día mi cartera continuó intacta...
El viernes me fui prontito, claro, porque tenía que trabajar, así que me pasé por Expocómic también el sábado. Y el sábado sí que era más como recordaba, aunque por suerte se podía respirar y había espacio suficiente, no como otros años. Me hubiera gustado pasarme por el taller de peluches, pero un imprevisto me hizo llegar tarde (tardísimo) y no me dio tiempo a verlo. 
Estuve un rato en la cola de Luis Royo con algunos conocidos, luego dimos una vuelta por el salón (había abundantes cosplays interesantes, aunque no les tiré foto). Por cierto, estaba por ahí Ivan Sarnago, con el que charlé un rato, y creo que también Nacho Tenorio, pero como estaba ocupado decidí saludarle más tarde y luego no le encontré.
De la exposición Mujeres de tinta: ellas en el cómic
Aproveché que estaba por allí para participar en el concurso de relatos de Team sushi (¡lo gané!), que escribí de forma un poco random mientras mis acompañantes estaban en la cola de Moderna del pueblo, y también me apunté en el concurso de relato aleatorio de Kurayami. Mi relato tenía potencial, pero había pensado algo que me llevaría escribir una hora y de pronto, cuando aún quedaba media hora, nos dicen que solo tenemos cinco minutos. Así que lo cerré como pude y no me extrañó que no ganara ^^.
En cualquier caso, como había que hacer tiempo hasta que se fallaran los concursos, me di otra vueltecita, esta vez sola, y me topé con un stand en el que ¡tenían los cómics de Tsubasa Reservoir Chronicles por 2,5 cada uno! Dado que normalmente costaban 8 cada uno, no pude desperdiciar la oportunidad y me gasté los 20€ que me había llevado al salón (me tuve que saltar el tomo 13, no lo tenían). Además, me regaló otro cómic, pero luego descubrí que era el tomo 6 de una serie que nunca he seguido. Una pena, ojalá me hubiera regalado otro de Tsubasa en vez de ese...
También pregunté y me hice con uno de los cómics que regalaban con la entrada. El del viernes no me llamaba, pero el de la Viuda negra sí ^^. Y finalmente, a eso de las 8 y 15, como ya no quedaba mucho por hacer, me despedí de expocómic por este año y me fui a casa con mi bolsa repletita.
Follow on Bloglovin

1 comentario:

  1. Ah!! pero te lo has pasado genial, con premio, compras y regalos, super buenisimo, me gusto este evento!!
    Besos.

    ResponderEliminar

¡Mi opinión no es única! Da la tuya: eso sí, con educación. Os recuerdo que si habéis reseñado los libros que comento podéis mandar el link para que lo enlace también. Esos links, los relacionados con la entrada, son los únicos que permito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No olvides dar tu feedback! (me ayuda a mejorar)