jueves, 30 de octubre de 2014

Crónica: IV Evento Idhunita

Llegué con media hora de adelanto pero, aunque la gente llevaba entrando al cine desde las cinco y media, tras coger mi entrada y mi pulsera tuve que dar la vuelta a la manzana para ponerme al final de la cola y no entré hasta un buen rato después. Me había tocado en el anfiteatro (quedaron sitios vacíos, por cierto) y para allá que fui, sin hacerme la foto en el photocall porque iba hecha un adefesio (no había tenido tiempo de cambiarme ni de arreglarme después de salir del trabajo, y encima tenía un catarro... llamadme presumida, pero yo así no me hago una foto, y menos si no tengo el control sobre ella). Había marcapáginas de la enciclopedia en los huecos de los vasos (era en los cines Callao, por cierto) y las butacas eran bastante cómodas, con buena visibilidad, así que, por supuesto, yo contenta.
Tardó un rato largo en empezar, y lo hizo con una sucesión de citas. Hubiera molado más de no tener al lado a dos niñas gritonas que montaban un escándalo a cada cita. Lo triste es que lo hacían antes de leerlas, y a veces, cuando se daban cuenta de que esa no les gustaba tanto, se callaban de golpe. Me hubiera hecho gracia de no haberme destrozado los oídos. Por suerte, según avanzaba el evento fueron calmándose un poco.
Dejado a un lado a las molestas histéricas de turno (imposible que no aparezcan en una concentración de fans de más de mil personas), el acto fue todo un despliegue, y se notaba que estaba perfectamente planificado. El maestro de ceremonias lo hizo genial, las distintas partes fluyeron sin contratiempos, se conectaba con la otra sala de vez en cuando...
Me alegró volver a estar en un evento escuchando a Laura Gallego (aquí la crónica del anterior), y más tratándose del décimo aniversario de Memorias de Idhun, unos libros que, como ya he mencionado, fueron de los que más me han marcado. Por cierto, esta vez no había firma, así que sigo sin tener ningún libro firmado de esta autora. Se habló de cómo fue gestando la historia, de cómo se decidió publicarlo presentándolo como un best-seller desde el inicio, del sorprendente éxito de la saga... El final, por cierto, iba a ser siempre ese, Laura no lo había concebido de otra forma.
No obstante, la protagonista indiscutible de esa parte del evento fue la Enciclopedia de Idhun, en la que llevan trabajando años (y que probablemente nunca tendré, por cuestión precio). Se habló del proceso de creación de la misma desde el inicio (mostraron un largo rollo de papel con los mails impresos) y mostraron en pantalla algunas páginas, entre otras cosas. También hubo sorteo (no tocó, claro... últimamente la poca suerte que tenía en mi vida ha desaparecido) y no pudo faltar el turno de preguntas.
Después de que se marchara Laura se puso el documental sobre el fenómeno idhunita, creado especialmente para la ocasión y a partir de ahí la cosa empezó a hacérseme un poco larga. Pusieron algunas frases sobre lo que algunos dicen que es ser idhunita, hasta ahí bien. Pero lo que no me gustó tanto fue que después nos pidieran que reflexionáramos sobre qué es ser idhunita y lo tuiteáramos. No es solo que lleváramos ahí más de dos horas... ¿es que no se les ocurrió que no todos tenían por qué tener internet en el móvil... o twitter?
La cosa siguió alargándose y me marché cuando empezaron a decir que se iba a vender el material promocional en la planta 1: realmente tenía que ir al baño (no olvidemos que fui directa desde el trabajo...) y esperar a que acabara y a que saliera todo el mundo era una invitación al desastre. Así que mi previsión me permitió comprar la chapa y visitar el aseo antes de que llegara la avalancha, aunque me perdí el cierre oficial del evento. Tampoco me quedé mucho después de eso, aunque sabía de buena tinta que había varios conocidos entre los asistentes: eran muy pasadas las nueve, al día siguiente tocaba madrugar y, como sabéis, vivo a tomar por saco.
Follow on Bloglovin

1 comentario:

  1. Hola!!
    Pues dentro de todo fue muy bueno, una interesante experiencia y estuviste todo el evento, me pasa igual, el baño no nos puede faltar xD. Por lo que se ve te toco en un sector alto pero se aprecia muy bien en las imágenes. Creo que sus libros están por aquí pero no tengo idea de sus precio, si es tan popular dudo mucho que sean económicos. Mi celular tiene twitter pero es de los que tengo que pagar para navegar, una lata cuando no tengo saldo, no veo la hora de cambiarlo xD.
    Besos.

    ResponderEliminar

¡Mi opinión no es única! Da la tuya: eso sí, con educación. Os recuerdo que si habéis reseñado los libros que comento podéis mandar el link para que lo enlace también. Esos links, los relacionados con la entrada, son los únicos que permito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No olvides dar tu feedback! (me ayuda a mejorar)