martes, 1 de octubre de 2013

Cómo elaborar un booktrailer efectivo.

Se ha puesto de moda, en los últimos tiempos, realizar un booktrailer con cada libro que sale. He encontrado auténticas maravillas y auténticos fiascos durante mis búsquedas, y creo que, a estas alturas, es un elemento bastante importante a la hora de promocionar una obra.
Consideraciones previas antes de ponerse a trabajar: 

1.-¿A quién me dirijo? 
Es la pregunta fundamental y en base a ella plasmaremos nuestras ideas de una forma u otra. Por regla general nos dirigimos a los lectores potenciales de nuestra novela, pero puede que, en algunos casos, nos tengamos que dirigir a otros públicos. El caso más evidente es el de los libros infantiles: podría interesarnos dirigirnos a los padres, en vez de a los niños, y tendremos que realizar un booktrailer que agrade tanto a unos como a otros. 
Del público al que te dirijas dependerá desde el nivel de seriedad de las imágenes que uses (por ejemplo: aunque en el booktrailer de Atrapada en otra dimensión y el de Viajera interdimensional pude realizar todo tipo de imágenes espectaculares en 3D, al estar dirigido a un público menos adulto, dichas imágenes hubieran resultado demasiado serias y opté por algo menos elaborado). 

 2.-¿Con qué recursos cuento? 
 Con esto me refiero tanto a los conocimientos técnicos que tengamos de los programas de diseño o vídeo como a los programas que tengamos a nuestra disposición. Parece una tontería, pero el programa que tengas limita mucho: da igual que sepas mucho o no, el movie maker es el movie maker y no da mucho de sí (es mi caso). Por otro lado, puede que tengas un programa potente de edición de vídeo, que si no tienes ni idea de cómo usarlo más te habría valido limitarte al movie maker. 

3.-¿Cuál es mi presupuesto, si es que lo tengo? 
Aquí no se trata sólo de tener dinero para comprarse el dichoso programita de edición de vídeo (que son caros de narices, si se me permite la anotación) sino de muchos detalles más como comprar las imágenes que se usan y no tomarlas de internet sin más o, incluso, de contratar a alguien si no te crees capaz de hacer algo medianamente aceptable y tienes dinero suficiente para ello. 

4.-¿Qué aspectos quiero destacar de mi obra? ¿Cuáles son los más atractivos? 
Haz un análisis de tu obra, lo más objetivo posible. ¿Cuáles son los puntos fuertes de la novela? Y de esos puntos fuertes ¿cuáles se adaptan más a tu público objetivo? ¿Cuáles puedes plasmar con tus limitaciones de recursos y presupuesto? 

5.-¿Qué es lo que se viene haciendo en el resto de novelas de este género? Esta es la parte más complicada. Ya tenemos los aspectos de tu obra que más se ajustan a tu público y a tus recursos. Es hora de ver qué se está haciendo en los booktrailers de tu competencia. Haz una lista con las cosas que más se repiten. ¿La tienes? Pues ahora compárala con los aspectos que seleccionaste antes y tacha todos los que coincidan. No, no es una burrada y lo digo completamente en serio. Tu booktrailer tiene que diferenciarte respecto al resto de novelas, no igualarte a ellas. 

6.-¿Es el primer vídeo que realizo sobre esta novela, o ha habido un previo? 
Si has hecho un previo, tendrás que elaborar algo de acuerdo a ese previo, sin renunciar a las características que te quedan en la lista. Si no lo has hecho, pero quieres hacerlo, tendrás que elegir una característica, la más impactante e interesante, y elaborarlo en torno a ella. 

Consideraciones a tener en cuenta cuando estás realizando tu booktrailer: 

Una breve nota sobre los derechos de imagen, de propiedad intelectual. 
Sí, tu presupuesto es cero y tienes que tomar imágenes de internet, muchas veces de actores/modelos famosos, o incluso fragmentos de películas. Bien, sólo puedo decir ¡CUIDADO! 
Me permito recordar/informar de que existe una cosilla que se llama derecho de imagen. Este derecho implica que la imagen de los personajes públicos sólo podrá usarse en cosas de carácter informativo. Para usos de carácter comercial se necesita el permiso previo de la persona. Y un booktrailer, señores, es un uso de carácter comercial. Esto implica que, como ese actor/modelo/cantante, su representante o alguien relacionado con él se topen por casualidad con vuestro booktrailer usando su imagen, se os puede caer el pelo. 
También hay que tener en cuenta que ciertas fotos, y desde luego cualquier fragmento de película, están sujetos a la propiedad intelectual y que si no se menciona de dónde proceden puede haber problemas. Hay que tener presente que, aunque no pase nada habitualmente, no significa que no pueda pasar. Un booktrailer no deja de ser un vídeo de carácter comercial y eso implica que, si no usamos cosas que son nuestras al 100%, el propietario puede exigirnos una indemnización

Coherencia interna de todos los elementos 
Cuando creamos un booktrailer casero, por lo general hay cuatro elementos básicos: imágenes/vídeos, textos, música y transiciones. Estos elementos tienen que ser coherentes, tanto entre sí como con lo que queremos transmitir. De otro modo, se producirán disonancias en el receptor. 
Por ejemplo, puede que nos guste mucho la música techno, o una canción especialmente rockera, pero si intentamos vender una novela romántica o hemos elegido elementos con tonos pastel, paisajes tranquilos... como que no pega. Ojo, al revés también: nada de chill out en booktrailers de acción o con mucho movimiento. 
Otra cosa que hay que tener en cuenta es el texto: tiene que ser legible, tanto por los colores como por el tiempo que está en pantalla. También es recomendable usar tipografías sencillas: las tipografías de manuscrito son muy chulas, pero son complicadas de leer y más si hay un tiempo limitado. Por otra parte, las animaciones de texto pueden ser odiosas: no hay nada que moleste más que un texto interminable con efecto máquina de escribir. Poca gente tiene paciencia para esas cosas y es probable que abandonen el visionado a la mitad por esta clase de detalles. 
Otra cosa importante son las transiciones. No es conveniente repetir la misma dos veces seguidas, y hay que tener en cuenta que algunas son más largas que otras, por no hablar de que cada una transmite cosas distintas. Lo mejor es usar las suaves (fundidos...) para booktrailers tranquilos y las abruptas (cortinillas...) para cosas más animadas. No obstante, si las sabemos usar mejor o tenemos nociones básicas de montaje, podemos elegir la que nos plazca. 

Tiempos
Esto debería parecer obvio, pero la inmensa mayoría de los booktrailers no profesionales se lo saltan a la torera (lamentablemente, también algunos profesionales). Mirad cualquier anuncio de la tele, cualquier trailer de pelis que emitan por ahí. Los trailers o anuncios son cortos. No es al azar, o por pagar menos a las cadenas que lo emiten (que también) sino porque años de estudios publicitarios avalan que, a no ser que sea algo extraordinario (que por lo general no parece un anuncio), la gente se aburre y pasa a otra cosa. 
Nunca, y digo NUNCA deberían superar el minuto y medio de duración (y eso es ya muy largo). Lo ideal sería que duraran entre 30 segundos y un minuto. Si lo sobrepasan casi todos los que empiecen a verlo abandonarán de los 45 segundos en adelante. Cuanto más largos, más tasa de abandono. Por otro lado, un adelanto o previo no puede pasar de los 20 segundos. 

10 cosas que no se deben hacer nunca en un booktrailer.
La mayoría están tomadas de mi entrada 14 cosas que no debes hacer al redactar tu contraportada, pero se puede extrapolar. Para profundizar más, no dudéis en echarle un vistazo. 
  1. No decir de qué va el libro 
  2. Contarme un argumento que no tiene nada que ver con el libro. 
  3. Meter spoilers de tu libro o de los anteriores. Tanto en las imágenes como en el texto. Parece una tontería, pero mucha gente, sin darse cuenta, desvela la identidad del malo y fiascos similares. 
  4. Tener faltas de ortografía: el vídeo tiene poco texto... pero si encima le metes una falta de ortografía... 
  5. Poner únicamente las opiniones de la crítica (o, lo que es peor, poner sólo las opiniones de tu madre/padre/mejor amigo). 
  6. Compararlo con un best seller o con el libro de moda. 
  7. Decir que tu libro es chachi. 
  8. Alabar la pluma del autor. 
  9. Poner un montón de adjetivos que me dicen cómo me sentiré leyendo la historia. 
  10.  Decir que no podré dejar de leerlo Decir que me cambiará la vida. 
 Otros artículos de marketing literario que pueden interesarte:
Follow on BloglovinDistribución: la más sangrante de las p´s del marketing literario
Por qué los libros son tan caros: precio fijo y ley del libro
Por qué los libros son tan caros 2: cuestión de apuestas 
¿Cómo elijo los libros que me compro?
14 cosas que no debes hacer al redactar tu contraportada
Especial: La imagen y reputación de un escritor en internet (abreviado). Desglose:
Hoy voy a desvariar sobre cantos (de libros)

3 comentarios:

  1. Buen artículo! Una prueba de un buen Booktrailer es este sin dudas:

    http://www.youtube.com/watch?v=eA6sY1CYX60#t=166

    ¡Y la historia la recomiendo! y más si eres amante de la hermandad de la Daga Negra...

    Pd: La música de por sí ya te anima a leerte el libro! y los actores son muy, pero que muy parecidos a los protagonistas... ¡E incluso algunas escenas que se ven aparecen en el libro! (por ejemplo, la explosión, él buscandola a ella en el cementerio... la moto... todo! >.<)

    Bs!

    ResponderEliminar
  2. Hombre, hay unas cuantas cosas que no se ajustan a lo que pongo en esta entrada... Los tiempos, sin ir más lejos ^^

    ResponderEliminar
  3. hola! me gustó mucho esta entrada, y las 10 cosas que no se deben hacer a la hora de realizar un book trailers los encuentro siempre :P
    la próxima hace una entrada con tus book trailers favoritos :)
    besos deborah.

    ResponderEliminar

¡Mi opinión no es única! Da la tuya: eso sí, con educación. Os recuerdo que si habéis reseñado los libros que comento podéis mandar el link para que lo enlace también. Esos links, los relacionados con la entrada, son los únicos que permito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No olvides dar tu feedback! (me ayuda a mejorar)