martes, 27 de agosto de 2013

Crónica de la premiere de Cazadores de sombras

Llegué a las cinco clavadas, porque aunque había calculado una media hora de retraso la renfe se portó (o yo tuve mucha suerte). Se suponía que habíamos quedado en la esquina del Benneton, pero no había nadie, de modo que me puse a buscar a otros conocidos y me uní al resto de blogueros. Entre charlas sobre la idoneidad de los actores elegidas, las cejas de Lily Collins, Magnus Bane () y los libros de la saga matamos un buen rato. 
Al poco se nos unió María, que me dio mi colgante de Incursores de la noche (no me digáis que no es precioso) y varios blogueros más. A eso de las seis nos fuimos a tomar un helado y después buscamos un sitio idóneo, porque eso empezaba a petarse (no quiero ni imaginar cómo estará para la segunda película, pues además de los fans de los libros estarán los de las pelis). 
Ya nos quedamos allí fijos, mofándonos un poco del histerismo colectivo espontáneo que se producía de cuando en cuando al emitirse el tráiler de la peli en la pantalla grande (¿...?) y jugando a cambiarle el argumento a dicho tráiler en función de la música que sonara en ese momento (sí, es una frikada, pero tantas horas de. espera son muy aburridas y de alguna forma había que entretenerse ^^). Nos salieron desde pastelosadas del nivel del señor Sparks hasta pelis de perreo, yonkis o maltrato. 
Luego llegaron los actores y empezó el caos. No elegimos un buen sitio, porque apenas pasaron por allí y cuando lo hicieron las cabronas histéricas que no habían tenido bastante en la zona que eligieron empezaron a empujar y a dar codazos. Dado que no estaba dispuesta ni a sufrir ni a producir daño físico para conseguir unas fotos decentes para esta crónica me quedé atrás e hice lo que pude. Tampoco pasa nada, porque fui más para pasar la tarde que para otra cosa. Por cierto, no conseguí entradas, así que me quedé con las ganas (ya la veré en el top manta).
Lo mejor que pude conseguir fueron las caras de loco, cachitos de rostro y mini fotos de cuerpo entero no muy buenas que muestro a continuación.
 Un trocito de la cara de Lily
 Un trozo de la cara de Robert ¿A que parece que está preguntándose en qué fregado se ha metido? No me extrañaría porque estaba, casi literalmente, enterrado en manos y papeles para que les firmara.
 Esta es la que mejor ha salido, más que nada porque Jamie estuvo más en nuestro lado... y como véis no es muy buena
 La única que conseguí hacer de los tres... y a Jamie no se le ve la cara.
 
 
 
 

 Y, dado que no han salido nada bien... os pongo una de los tres hecha por María, que consiguió estar dentro del Photocall. Podéis verlas todas en el enlace de arriba.
 Follow on Bloglovin

2 comentarios:

  1. ohhhh viste a mi Robert <3 que lindo es, te juro que lo secuestro y me lo traigo a España <3 muero de amor pero por lo menos conseguiste fotitos y la próxima vez llevad pinchos que seguro que no se acerca ninguna fan loca e histerica que vi desde el photocall dando besos y abrazos a los pobrecitos

    jejeje

    besos

    ResponderEliminar

¡Mi opinión no es única! Da la tuya: eso sí, con educación. Os recuerdo que si habéis reseñado los libros que comento podéis mandar el link para que lo enlace también. Esos links, los relacionados con la entrada, son los únicos que permito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No olvides dar tu feedback! (me ayuda a mejorar)