miércoles, 28 de noviembre de 2012

14 cosas que no debes hacer en tu contraportada:

El otro día me dio por leer sinopsis. Es un ejercicio interesante, especialmente cuando el libro ya está leído y no hay riesgos. Pero cuando llevas unas cuantas leídas, te sorprendes de ciertos errores garrafales, la mayoría de sentido común, a la hora de redactar una parte tan importante de la promoción del libro. Así que, sin más dilación...

14 cosas que no debes hacer al redactar tu contraportada:
  1. No decir de qué va el libro: parece obvio ¿verdad? Pues no lo debe ser tanto. Es tan fácil como que, si no sé de qué va el libro exactamente, no me molesto en comprarlo.
  2. Contarme un argumento que no tiene nada que ver con el libro: increíble pero cierto. Vale que hay cierto margen de interpretación a la hora de resumir un libro pero hay ciertos elementos que deberían estar en común. Poner de protagonista a un secundario porque crees que la historia secundaria tendrá más gancho, modificar el carácter de los protas, sugerir triángulos amorosos inexistentes... es engañar.
  3. Meter spoilers de tu libro o de los anteriores. Es de lo más molesto y genera un cabreo impresionante. Casi se entiende (y digo casi) cuando son varios tomos y no puedes hablar de un libro sin spoilear el anterior. ¡Pero cuando es tomo único el spoiler es imperdonable! He llegado a ver un aviso de una conocida autora estadounidense, en su web, en mayúsculas: "no leáis la sinopsis que aparece en amazon, tiene spoilers".
  4. Tener faltas de ortografía: parece una tontería pero si ni tu sinopsis está bien redactada ¿Quién demonios va a comprarse tu libro? (debo decir que, en la primera edición de Atrapada en otra dimensión, se coló una errata y casi me da un síncope cuando lo leí).
  5. Poner una letra que no se lea: no todo el mundo tiene vista de lince ni las ganas de intentar descifrar una sinopsis. Si tienes mucho que decir y no entra no es excusa: acorta.
  6. Poner únicamente las opiniones de la crítica (o, lo que es peor, poner sólo las opiniones de tu madre/padre/mejor amigo). Ni me identifico con las opiniones de los críticos del new york times (que no me parecen los prescriptores adecuados para ciertas novelas, especialmente de juvenil) ni me parece apropiado que una persona cercana al autor le alabe en la contraportada. Que no estoy diciendo que no se ponga la crítica (la crítica seria, por favor, no la de papá y mamá), sino que no ocupe todo en sustitución de la sinopsis.
  7. Compararlo con un best seller o con el libro de moda: si lo haces, deduciré que es una copia barata del libro en cuestión y me compraré... aquel con el que lo comparas.
  8. Decir que tu libro es chachi. No hace falta que me lo digas: ya juzgaré yo, como lector, si lo es o no. Además, ya que te has gastado la pasta en publicarlo (y eso va por la editorial y por el autor) me imagino que crees que el libro lo vale.
  9. Alabar la pluma del autor. Lo mismo que lo anterior.
  10. Poner un montón de adjetivos que me dicen cómo me sentiré leyendo la historia. Lo mismo de antes. Ya juzgo yo, gracias. ¿Se te ha ocurrido pensar en cuán decepcionada me sentiré si no me siento como dices que me sentiré? Si encima esos adjetivos sustituyen a la sinopsis, doblemente malo.
  11. Decir que no podré dejar de leerlo: ídem.
  12. Decir que me cambiará la vida: muchos me lo prometieron y mi vida sigue igual. Si tuviera más tiempo libre y fuera más cabrona, les demandaría por publicidad engañosa.
  13. Poner fragmentos irrelevantes, por muy bonitos que sean: señores, puede que la frase sea preciosa, pero si no viene a cuento no viene a cuento. Si es un libro de fantasía, por ejemplo, y me pones una frase romanticona que dice uno de los protagonistas al otro... deduzco que es romántico y, si quiero leer fantasía (es lo suyo, dado que quieres que tu libro de fantasía lo lea gente a quien le gusta la fantasía) no me lo compre. Lo que es peor, puede que atraigas a uno al que le gusta la romántica y se lleve un chasco porque el libro no es romántico sino fantástico.
  14. Una foto gigante del autor y su biografía: no quiero saber quién lo ha escrito, sino de qué va. Ya ni hablemos si la foto es fea...

5 comentarios:

  1. La última me parece bien para la solapa, pero para la contraportada no, y si encima te meten spoilers de libros anteriores como suelen hacer... apaga y vámonos.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ja ja!! La verdad que tienes mucha razón, hay varios puntos que suelo encontrar habitualmente!
    Otro punto serian las portadas, muchas no tienen sentido pero ese ya seria otro tema de debate.
    Muy buen análisis!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Cuanta razón!! XD

    La verdad es que a veces me da hasta miedo leer las sinopsis!! hay algunas que en vez de decir de qué van te hacen un resumen del libro, spoilers incluídos. Otros no te dicen de qué va, así que te quedas igual que antes y, por último, cuando los comparan con el libro top ventas del momento y resulta que no tiene nada que ver!

    En serio, algunas sinopsis son de pena!! Menos mal que hoy día podemos recurrir a las reseñas de la blogsfera para enterarnos de qué van en realidad XDD

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Te ha faltado la peor, que se está poniendo muy de moda....
    Todo a la vez. Dios mío!!!! Que horror cuantas cosas de golpe
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Está genial esta entrada. La verdad es que para mí una de las cosas que más me cuestan es hacer una sinopsis, es muy complicado.

    ResponderEliminar

¡Mi opinión no es única! Da la tuya: eso sí, con educación. Os recuerdo que si habéis reseñado los libros que comento podéis mandar el link para que lo enlace también. Esos links, los relacionados con la entrada, son los únicos que permito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No olvides dar tu feedback! (me ayuda a mejorar)